viernes, 20 de junio de 2008

Despedida

A través del cristal, veo reflejado el sol en una lágrima, deslizándose hacia tus labios. Significa que me quieres, te duele mi ausencia, y este viaje sin retorno es el fin de un breve e intenso amor. El tren avanza despacio, y me apresuro a grabar en mi mente el color de tus ojos; cierro los míos y aún siento el calor de tu cuerpo entregado a mi pasión. Los vuelvo a abrir. Este viaje me devuelve otra vez a ti. Tu imagen, reflejada en el cristal, me permite saborear la tristeza de tu lágrima en mi boca.

II Certamen Relatos Cortos Renfe-Madrid 2008

1 comentario:

Maria Jesús dijo...

Hola Césitar: gracias por visitar mi blog. Estoy de vacaciones. Espero que estés pasando un buen verano. Gracias por la información de Mi Pasado. Un afectuoso saludo